e-Portfolio & e-learning

enjoying learning

Los portafolios como innovación educativa

Leave a comment

tomado de Flickr

tomado de Flickr

Para entender a mayor detalle los portafolios digitales como innovación educativa, su entendimiento puede darse desde tres perspectivas que permiten relacionar su introducción en la educación superior y los procesos innovadores que en ella se dan. Primero, desde el punto de vista de la innovación educativa considerada como algo nuevo dada la idea, contenido, objeto, tipo de actividad o procedimiento que es incorporado a algo existente: sistema, institución, personas, estructuras o procesos, como la califica Rivas (2000). Sin embargo en la práctica se ha utilizado en muchos casos como una necesidad, más que una novedad, generado así, su poder transformador como elemento de cambio justificable en la mayoría de los procesos de innovación educativa, independientemente de la naturaleza de su aparición en un contexto educativo. Continuando con la idea de innovación educativa como la incorporación de un elemento nuevo en un sistema tradicional, el eportafolio presenta estas mismas características, precisamente por su naturaleza orientada al diagnóstico, resolución de problemas, desarrollo organizativo, auto-revisión escolar y desarrollo profesional en las instituciones académicas; lo anterior trae consigo la modificación o alteración de una realidad educativa.

Segundo, desde el punto de vista de las características de las acciones innovadoras que se desenvuelven de estos procesos innovadores en la Universidad.  Cabe destacar primero que son acciones, muchas veces iniciadas por los actores directos de la innovación, es decir, los profesores mismos, que vienen a realizar las operaciones para iniciar los procesos de transformación. Estos mismos agentes de cambio, denominados de esta forma a los docentes, deben pasar por procesos de modificación del comportamiento, mientras son afectados por los procesos innovadores. Aunque estos agentes de cambio deberían ser los directores, y encargados de las políticas educativas, esta evidenciado que estas iniciativas nacen en primera instancia de los profesores a partir de una necesidad encontrada en los mismo estudiantes.

Por esta misma razón, la introducción de los portafolios digitales comporta la configuración de un proceso, en el que se distingue; una entrada o aportación que se incorpora al sistema educativo, una serie de momentos o secuencias constitutivas de un proceso de integración, en el sistema, con un ajuste o adaptación mutua, una transformación en el sistema, que comporta una mejora, resolución de problemas u optimización de estructuras y procesos. Por consiguiente, las consecuencias están derivadas de la transformación en la Universidad, originadas desde la planta docente o un grupo de profesores que se adaptan al cambio.  Como no todos los docentes reflejan un perfil de adaptación y modificación de su ambiente de trabajo, las modificaciones del comportamiento de los agentes de cambio se hace necesaria. Estos llegan a experimentar e implicarse en cambios culturales de adaptación a un escenario tecnológico. Por consiguiente para que los cambios esperados puedan ser posibles, se concibe replantear algunos de los aspectos y variables de la acción innovadora, con portafolios digitales como son:   a) La organización y la planificación de los procesos educativos, b) el diseño y desarrollo de las actividades, c) el diseño, desarrollo y formato de los materiales de formación, d) el diseño y desarrollo de los instrumentos y procesos de evaluación, e) las relaciones personales y profesionales entre los profesores y entre estos alumnos, f) los formatos de la comunicación, g) el replanteamiento de los roles del profesor y el alumno  en la acción educativa, y h) el proceso de relación y comunicación con el entorno.

Tercero, desde el punto de vista de la innovación educativa en entornos tecnológicos, en este sentido, la innovación educativa no implica solo traer elementos tecnológicos o digitales a las instituciones, es pensada también en escenarios donde el terreno de lo tecnológico ya hace parte de la cultura y la organización de las Universidades en mayor o menor medida, y por lo menos en los países donde la brecha digital se ha reducido. Es desde allí que el docente tiene la capacidad para construir sin dificultad entornos formativos adaptados a las características de sus estudiantes: estilos de aprendizaje, intereses, motivaciones, diversidad de inteligencias y conocimientos previos. Para Cabero (2008) los entornos educativos TIC ofrecen nuevos escenarios para la formación y el aprendizaje, con las características del siglo XXI: tecnológicos, mediáticos, deslocalizados espacialmente de la información, flexibles, individualizados, colaborativos, activos, pluripersonales y pluridimensionales/multiétnicos.

La innovación en la educación se caracteriza por la influencia del e-learning 2.0[1], que actualmente se concibe como la oferta de cursos en línea y se caracteriza por todas las acciones formativas que se realizan apoyándose en las nuevas tecnologías de la información y comunicación fundamentalmente en Internet, y en sus herramientas de comunicación síncronas y asincrónicas, para alcanzar un entorno flexible para la interacción del alumno con la información, y la participación de la acción educativa (Cabero y Castaño, 2007).  El e-learning también se caracteriza por la utilización de las plataformas tecnológicas de distribución del aprendizaje (Learning Management System). En este sentido el e-learning es de suma importancia en cuanto a la actitud que genera hacia la formación permanente y para la gestión del propio conocimiento. El e-learning 2.0 emplea las características de la Web 2.0 en el mundo de los entornos virtuales de aprendizaje. Esto último también implica innovar en un objetivo exclusivamente pedagógico y que se centra en mejorar los métodos educativos, buscando definir el rol del profesor hacia el cambio de aprendizaje centrado en el estudiante, quien debe tomar control de su aprendizaje con las herramientas Web 2.0, que están diseñadas para que los propios estudiantes las utilicen por sí mismos. Igualmente, también los portafolios digitales al estar integrados muchos de ellos con las plataformas de gestión del aprendizaje y hacer parte de los ambientes personales de aprendizaje (PLE)[2] están llamados a jugar un papel importante.


[1] elearning 2.0

[2] PLE

Advertisements

Author: eportafolioparatodos

Soy estudiante de doctorado en Tecnologia Educativa de la Universidad Rovira i Virgili. Vengo del Master Mundusfor de formación de formadores 2009. Mi carrera profesional es Ingenieria de Sistemas y Computación y me apasionan las nuevas tecnologias y la ingenieria de software. Sinembargo creo que el tecnicismo no debe superar la razón y esta es mi motivación para tratar de buscar un equilibrio entre las dos.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s